915 17 90 64
Presupuesto
Acceso

Consejos de seguridad en fincas urbanas

Los administradores de fincas a menudo se enfrentan a un problema que preocupa a todos los propietarios como es el de la seguridad en la finca. Hay propiedades que han sido asaltadas en más de una ocasión y los vecinos, llevados por el miedo, pueden hacer cosas que no son contempladas por la ley y son totalmente desaconsejadas por los profesionales de la gestión de comunidades.

Las funciones de seguridad deben correr a cargo de los profesionales

Son muchas las fincas que permiten a su conserje o portero ejercer funciones de vigilancia y seguridad, como por ejemplo hacer rondas de vigilancia, visualizar cámaras, etc. Hay que decir que estas prácticas se consideran una infracción muy grave en la nueva Ley de Seguridad Privada y que deben ser desempeñadas por empresas y personal de seguridad privada cualificado contratado por la Comunidad y decidido en Junta de Propietarios.

Cámaras de videovigilancia

Si los vecinos están de acuerdo en instalar cámaras de vigilancia hay que tener en cuenta la normativa legal vigente como la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, la Ley 5/2014 de Seguridad Privada y la Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal.

Deben estar perfectamente instaladas por profesionales cualificados ya que puede darse el caso de que las cámaras capten imágenes de espacios públicos y violen la Protección de Datos. En este aspecto podemos tener serios problemas legales donde la Comunidad de Propietarios sería la responsable y tendría que pagar importantes sanciones. Este es un error que se puede evitar si la Comunidad confía la instalación en una empresa de seguridad que se encargue de todo.

Controles de acceso

Las puertas de acceso deben ser robustas y difíciles de superar. En muchas ocasiones, los portales no disponen de cierrapuertas automático y las puertas quedan abiertas, lo que supone un serio problema de seguridad. En el caso de los garajes también es importante vigilar que no se quede abierta la puerta y que todos los vecinos dispongan de mando encriptado. En caso de pérdida o robo, la empresa de seguridad debe darlos de baja con rapidez.

Buena iluminación en zonas comunes

En muchas fincas se descuida la iluminación en zonas como la piscina, jardines o soportales. Todos sabemos que los ladrones son enemigos de la luz, por tanto, si disponemos de una buena iluminación, a buen seguro que preferirán irse a otros sitios más discretos.

El portal no debe cerrarse con llave

En muchas comunidades se suele cerrar con llave el portal para evitar posibles robos pero es completamente ilegal y podría incurrir en sanciones porque se viola el apartado SI-3 sobre la evacuación de ocupantes en caso de incendio.

No se pueden poner elementos cortantes en las vallas

En comunidades con accesos fáciles se intenta evitar que alguien escale la valla y pueda entrar en la finca colocando cristales rotos, alambre de espino y otros elementos disuasorios, pero esto es ilegal según el artículo 6.10.17 de las Normas Urbanísticas que dice en su punto 3:

“En ningún caso se permitirá el remate de cerramientos con elementos que puedan causar lesiones a personas y animales”.

La Comunidad sería la responsable en caso de que un intruso resultara herido al saltar la valla de la finca.

Cualquier administrador de fincas le podrá ayudar con estas y otras recomendaciones en materia de seguridad. Contacta con nosotros para cualquier consulta, estamos a tu disposición en todo lo que necesites. No olvides que en inmho somos expertos en la administración de fincas.

2018-10-25T13:53:59+00:00 abril, 2018|