915 17 90 64
Presupuesto
Acceso

Modelo de requerimiento de cesación de actividades molestas por parte de los vecinos

En las comunidades de vecinos, una de las principales quejas de los propietarios al presidente o al administrador de fincas son las actividades molestas de otros vecinos, como pueden ser el ruido, ensuciar los espacios comunes, tener mascotas que alteran la convivencia pacífica de la comunidad y otras muchas.

En muchas ocasiones, los vecinos afectados hablan directamente con el vecino o vecinos causantes de los problemas para que cese la actividad molesta, pero si esta continúa es preciso que el presidente esté al tanto de la situación y, aunque se le puede comunicar lo ocurrido mediante una conversación, existe un modelo escrito para rellenar y entregar, donde se especifica la vivienda causante de los problemas y las actividades molestas que están afectando a los vecinos.

A este documento escrito se le conoce por distintas denominaciones como son:

  • Modelo de requerimiento de cesación de actividades molestas
  • Requerimiento del presidente a vecinos de la comunidad
  • Modelo de queja por molestias generadas por un vecino
  • Petición de cese de actividades molestas de un vecino
  • Reclamo a vecinos molestos

La legislación que se aplica en el caso de actividades molestas de un vecino es el Código Civil en sus artículos (entre otros), 590, 1902 y 1908, donde se regula  este tipo de acciones en contextos de relaciones de vecinos. En el caso de que se haya constituido una comunidad de propietarios, también se puede aplicar la Ley 49/1960 sobre propiedad horizontal del 21 de julio, sobre todo su artículo 7.2.

¿Para qué sirve este requerimiento?

Este documento es una herramienta útil para los vecinos que se sienten molestos por algún tipo de actividad de otro propietario. Estas actividades pueden estar recogidas en los Estatutos de la Comunidad de Propietarios o simplemente son actividades que no respetan la normativa legal vigente del municipio, como pueden ser los ruidos fuera de los horarios estipulados, molestias por obras que no cumplen la legislación, etc.

El documento rellenado se enviará al presidente y servirá como prueba a los vecinos causantes de molestias de que hay propietarios que se están quejando. También puede servir de prueba en caso de que el asunto llegue a los tribunales.

El requerimiento es el primer paso para intentar solucionar el problema de un modo conciliador, tratando de hacer entender al vecino causante de las molestias que estas deben cesar cuanto antes y que el presidente y el administrador ya están al tanto del problema. Realmente es una petición cordial para que vuelva la armonía entre los vecinos y cesen los ruidos o cualquier otro tipo de actividad molesta. El documento está redactado en un tono neutro, moderado y nada agresivo y lo puede rellenar el vecino o los vecinos afectados o también la comunidad con la firma del presidente.

Datos que contiene el requerimiento de cesación de actividades molestas

Los datos que tiene que tener un requerimiento para el cese de todo tipo de actividades que interfieren en la convivencia diaria de los vecinos de una comunidad son los siguientes:

  • Datos de identificación del vecino o los vecinos afectados o también puede aparecer la comunidad de propietarios
  • Datos de identificación del vecino o vecinos causantes de las molestias
  • Descripción de las actividades molestas que están causando los vecinos donde se indique cuáles son, la duración de las mismas y si existe o no una notificación de queja anterior.

Una vez redactado el documento se debe firmar por el vecino afectado y se puede enviar o entregar directamente al vecino que causa las molestias, pero es más efectivo si se entrega la carta al presidente de la comunidad y este, mediante un burofax, se la envía al vecino que molesta en nombre de la comunidad, con acuse de recibo y certificación de contenido, de esta forma se tiene una prueba de que el vecino ha recibido la notificación.

Algunos vecinos, después de redactar el documento, pueden entregarlo al vecino en mano o dejarlo en su buzón, pero normalmente esta acción no tiene ningún efecto y puede seguir con sus actividades molestas sin que haya ninguna consecuencia. De ahí la importancia de que el presidente sepa lo que está ocurriendo y se involucre con la firma o con el envío del documento al vecino molesto.

De esta forma, si el vecino continúa sin hacer caso al cese de sus actividades molestas, la comunidad puede dirigirse a la administración competente, como por ejemplo el ayuntamiento de la localidad en caso de que los ruidos sean la actividad molesta, o también iniciar acciones legales contra él dependiendo del tipo de actividad que está desarrollando. A buen seguro que estas acciones tendrán más efecto que si las lleva a cabo cualquier vecino afectado.

Procedimientos judiciales contra vecinos molestos

Si la comunidad de vecinos inicia acciones legales contra algún vecino que está causando problemas, el juez pedirá al presidente una prueba de que el vecino ha sido advertido de que está causando molestias a otros vecinos mediante un medio de comunicación fehaciente como es el burofax con acuse de recibo y certificado de contenido. Otra prueba sería el envío de una carta certificada a través de una notaría y el requerimiento notarial.

Por nuestra experiencia, los procesos judiciales contra vecinos molestos no se suelen dar habitualmente. El vecino molesto, después de uno o dos requerimientos, suele recapacitar y cesan sus actividades o, al menos, rebaja el grado o la frecuencia de las mismas. A veces, el vecino que molesta es un inquilino y recibe una llamada o visita del propietario de la vivienda exigiendo el cese de las actividades, con la posibilidad de resolver el contrato de arrendamiento si continúa con su actitud. Esto suele ser suficiente para que el problema se solucione.

No obstante, puede haber casos en los que el vecino no se da por enterado del problema que está causando a los demás y la comunidad debe tomar cartas en el asunto. En ese caso, es imprescindible disponer de un buen asesoramiento por parte de profesionales inmobiliarios y abogados expertos en este tipo de asuntos. En inmho, disponemos de los mejores especialistas en administración de fincas que te ayudarán a resolver cualquier tipo de incidencia en comunidades de vecinos. Contacta con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por ti.

Para descargar el modelo de requerimiento de cesación de actividades molestas sugerido por la Comunidad de Madrid solo tienes que dar click aquí.

2018-11-16T10:51:04+00:00 noviembre, 2018|