SOCIMI ¿En qué consiste y cómo funciona?

La SOCIMI es un término que cada vez suena más en todas partes en los tiempos actuales. Pero ¿de qué se trata y cómo puede beneficiarte o ayudarte en el proceloso mercado inmobiliario? Aquí te proporcionaremos información básica y fundamental de lo que son este tipo de entidades y como pueden reportarte beneficios y ventajas varias.

Se trata, por añadidura, de un concepto bastante novedoso y reciente en nuestro país, donde, hasta hará unos dos años y medio aproximadamente, era más bien ignoto. Pero desde entonces han germinado en España diversas sociedades de este tipo tales como Lar España, Hispania, y otras tantas más, prueba inequívoca del éxito de tales organizaciones y de su utilidad y provecho para no pocas personas. Veamos pues, qué son y en qué consisten exactamente.

Qué es una SOCIMI

Estas siglas o acrónimo se corresponden con lo que se conoce como una sociedad anónima cotizada de inversión inmobiliaria. Su existencia en España fue aprobada por el Gobierno mediante la Ley 11/2009, y conoció su última modificación con la Ley 121/2015, pues el anterior marco legal no resultó lo suficientemente convincente para los inversionistas. Se trata de una figura societaria muy similar a la más internacionalizada del REIT (Real Estate Investment Trust: o lo que es lo mismo: trust de inversión en bienes raíces, es decir, inmuebles). Se trata de una forma de sociedad de inversión con cotización bursátil, para capitales del sector inmobiliario cuya antigüedad se remonta a más de 50 años atrás, durante los bulliciosos 60, y cuya cuna primigenia se halla en los Estados Unidos de Norteamérica.

Básicamente, podríamos decir que las sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria son el equivalente europeo y español de las REIT, y su finalidad es, o bien la compra de bienes inmuebles (incluyendo otras alternativas, como la promoción y rehabilitación de estos), o bien la inversión, a su vez, en otras sociedades de la misma índole.

Debido a la vitalidad de las SOCIMI, el mercado inmobiliario ha conocido, a partir de 2016 sobre todo, crecientes signos de revigorización. Las SOCIMI en España han contribuido decisivamente a una mucha mayor pujanza del sector del ladrillo, otrora exhausto y languideciente, y en todo caso, uno de los puntales básicos de la economía de nuestro país desde al menos los años 60. Se ha dado, incluso el caso, de que los beneficios de la principal de estas sociedades en el mercado español, Merlin Properties (que además se encuentra entre las 10 principales del continente europeo), ha llegado a alcanzar ciclópeas cotas del 1.000 por ciento en 2016, sobre todo desde que incorporaron a una de las principales constructoras de España: Metrovacesa.

Los bajos intereses financieros existentes en España para este tipo de inversiones, asimismo coadyuvan a la estimulación de un mercado que se ha revitalizado sobremanera gracias a tales organizaciones societarias.

Ahora bien, este tipo de sociedades deben cumplir con una serie de requisitos previos e indispensables para que las cosas marchen correctamente:

  • Deben desenvolverse en el contexto estructural de un mercado regulado.
  • Como mínimo el 80% de su inversión debe ser destinada a propiedades inmobiliarias urbanas.
  • El reparto de los dividendos será del 90% del beneficio bruto, 100% de otras sociedades del mismo tipo, y un 50% de las plusvalías rendidas por las propiedades inmobiliarias.
  • El capital social mínimo para un buen funcionamiento a todos los efectos habrá de ser de unos 5 millones de euros.

Las SOCIMIS son una buena opción de inversión, y además el Estado, en España como en otros países de la Unión Europea, ha ido eliminando trabas para su funcionamiento, tales como los anteriores límites de financiación ajena. Ahora es el momento de invertir. Contacta con nosotros para más información.

Solicitar presupuesto