Requisitos que debe reunir un buen administrador de fincas

Un administrador de fincas es una figura fundamental para hacer que una comunidad de propietarios funcione. Sus tareas no se centran únicamente en controlar los gastos, es la persona que se encarga de mediar entre los propietarios y de buscar soluciones a los problemas que surgen.

Elegir un buen administrador es muy importante para que todo funcione de manera adecuada en una comunidad. ¿Qué requisitos debe cumplir la persona que lleve a cabo estas tareas? Hemos elaborado una lista con los principales puntos que debe cumplir un profesional que se dedique a este sector.  

¿Existe una titulación oficial para desempeñar este puesto? 

Sí, los profesionales que se encargan de estas tareas deben tener el título de Administración de Fincas y estar acreditados como tal en un Colegio de Administradores de Fincas. Es un punto importante que la comunidad debe comprobar para garantizar que cumple con dicho requerimiento

Durante su formación adquiere las competencias y conocimientos necesarios para llevar a cabo todos los trámites necesarios de forma adecuada. La experiencia que tenga en ese puesto y su reputación, también serán determinantes e influirán en la cartera de clientes que confíen en su profesionalidad.  

¿Cómo debe ser un administrador de fincas? 

Cada comunidad tendrá sus propias necesidades y aparecerán distintos conflictos que deban resolverse lo antes posible, tratando de agradar a todas las partes implicadas. El administrador de fincas debe ser una persona resolutiva y con gran capacidad para la resolución de incidencias. Además, debe ser un profesional que sepa bien como organizarse atendiendo a las necesidades de su cartera de clientes.

Un administrador debe estar disponible cuando la comunidad de propietarios requiera sus servicios o asesoramiento. Por eso es fundamental elegir a una persona con buena disposición y que aporte diferentes vías de contacto para poder tenerlo localizado. Además, será responsable de preparar las juntas de vecinos y tendrá que ajustarse a los horarios y disponibilidad para buscar fechas que puedan encajarle a todo el mundo. En dichas reuniones, tendrá que presentar los temas a tratar por lo que debe ser una persona con gran capacidad para la síntesis y exposición de todo tipo de temas y con dotes comunicativas para transmitir de manera clara la situación de la comunidad.  

Estos profesionales están entrenados para saber manejar situaciones de estrés de forma efectiva. Dentro de una comunidad existen distintos tipos de propietarios y no siempre resulta fácil llegar a acuerdos que contenten a todos. Es tarea del administrador saber velar entre todas estas personas para evitar que se produzcan conflictos o se llegue a situaciones límite que impidan una convivencia agradable.  

También es importante que el administrador tenga conocimientos avanzados de contabilidad y administración porque debe controlar que las cuentas cuadran. Será también el encargado de comprobar que se realizan los pagos pendientes y que todos los propietarios se encuentran al día de los pagos de los recibos de la comunidad. En caso contrario, tendrá que decidir acciones que permitan paliar esta morosidad y podrá presentarlas ante el resto de propietarios para llevarlas a cabo.  

¿Es necesario contar con un Administrador de fincas? 

El administrador de fincas es una parte imprescindible en el correcto desarrollo de la comunidad y por eso resulta tan importante elegir a un profesional que sepa desempeñar bien este trabajo. De su profesionalidad y experiencia dependerá que una comunidad funcione adecuadamente. Contratar a una persona para que se encargue de estas tareas supondrá un ahorre de costes para la comunidad, ya que tendrán a una persona experta en controlar tanto los pagos como las contrataciones de servicios que se deben realizar. 

Además, estará al día de las ayudas y subvenciones que existen y podrá proponerlas a los propietarios con el fin de introducir mejoras en la comunidad. En muchos casos, su asesoría en términos legales y administrativos, será fundamental para desarrollar estrategias efectivas que ayuden a proteger los bienes e intereses de los propietarios. Buscar un administrador de fincas cerca de mí que esté capacitado para resolver todos estos problemas es una buena idea. En cualquier caso, esta persona podrá darte la orientación que necesitas y ayudará a prevenir conflictos al a actuar de mediador entre todas las partes implicadas.  

Para un administrador, además de la formación y la experiencia, es muy importante la actualización constante. Elige a una persona que tenga inquietudes y se preocupe por conocer lo que pasa en su sector. De esta forma podrá ofrecer el mejor asesoramiento en términos fiscales, administrativos e incluso jurídicos.

Nuestros administradores de fincas están capacitados para trabajar en base a objetivos y centrarse en un fin primordial: restar problemas y ofrecer soluciones efectivas. Si necesitas ayuda para la gestión de tu comunidad, ponte en contacto con nosotros. Te asesoramos y juntos encontraremos las mejores soluciones para que todo funcione de manera óptima.  

Solicitar presupuesto