Ruidos y comunidades de vecinos ¿Qué hacer?

Vivir en sociedad implica aceptar normas cívicas y de comportamiento que ayuden a mejorar la convivencia. Cuando una persona o grupo de personas actúa de forma irresponsable o poco empática con su entorno, puede provocar situaciones desagradables que molesten al resto. Un problema al que se enfrentan la gran mayoría de las comunidades de vecinos es el ruido provocado por algunos residentes que molestan al resto.  

En ocasiones la solución es simple y todo se arregla hablando con las partes implicadas para pedirles que eviten esta actitud desagradable. Pero hay casos en los que la situación se complica y exige tomar medidas para solucionar el problema. Una de las quejas más comunes a las que se enfrenta un administrador de la comunidad es: “mis vecinos hacen ruido ¿qué puedo hacer?” Sabemos que es un tema que a ti también te preocupa y por eso te vamos a dar toda la información que necesitas para conocer cómo funciona la ley de ruidos y que puedes hacer si existe este problema en tu comunidad.  

Consejos para gestionar de manera efectiva el problema del ruido  

En primer lugar, es importante que identifiques quién y dónde está provocando el ruido. A veces los sonidos molestos vienen de alguna vivienda y otras del exterior, como por ejemplo cuando el ruido procede de un bar o local cercano. Identificar la fuente del problema te ayudará a enfrentarlo de una forma mucho más efectiva.  

El tipo de ruido también es una información valiosa. Si se trata de ruidos provocados por particulares pueden ser consecuencia de la celebración de fiestas, música demasiado alta o incluso la realización de obras no autorizadas. No importa si molesta a un único vecino o a toda la comunidad, hay que tratar de atajar cuanto antes el problema para así garantizar una buena convivencia y la armonía entre todos los vecinos y propietarios.  

La comunicación será la primera vía a la que puedas recurrir para solucionarlo. Dirígete directamente a las personas responsables de dicho ruido y hazle llegar la incomodidad que existe por parte del resto de vecinos respecto a la situación que está provocando. Es recomendable que te presentes llevando un requerimiento por escrito que esté firmado por el presidente de la comunidad de vecinos y en el que se solicite el cese de dicha actividad molesta.

Solicita que te firmen un recibí para tener constancia de la entrega del requerimiento. Intenta llegar a un acuerdo y convencer a esa persona de los efectos negativos de mantenerse en esa posición. Si percibes una actitud positiva, espera unos días de margen para comprobar que no se repite.  

Pero si la vía cordial y de la comunicación no ha funcionado tendrás que plantearte la vía legal e incluso judicial. Puedes consultar cómo funciona la normativa municipal ruidos en tu lugar de residencia para saber que opciones tienes disponibles. Si el problema persiste deberás dar parte a la policía. Ellos se personarán en el lugar y comprobarán si se está incumpliendo la ley de ruidos e impondrán las sanciones correspondientes

Que haya en un bar ruido también suele ser muy común y puede ser que el local en cuestión no cuente con las instalaciones necesarias para evitar que el ruido llegue a las zonas colindantes. Aunque el ruido cese al llegar las fuerzas del orden, rellenarán un informe que servirá como prueba si finalmente la comunidad de vecinos debe llegar a un juicio.  

¿Qué debe hacer el administrador de la comunidad si hay un problema de ruido? 

Convocar una junta permitirá exponer la situación a todas las personas que habiten en el edificio. Es posible que una gran parte ni siquiera sea consciente de lo que pasa al no afectarle de manera directa. En esta reunión se explicarán todas las acciones que se hayan llevado a cabo y las opciones que existen para continuar por una vía legal o incluso judicial.  

En el caso de que la comunidad de propietarios acuerde por mayoría iniciar acciones legales, imperará la Ley de la Propiedad Horizontal que permite a los afectados solicitar a la persona o empresa (si se trata de un local de ocio o bar) responsable del ruido que acabe con esta situación lo antes posible. Si no acepta este requerimiento o sigue incumpliendo lo pactado, el siguiente paso será acordar de manera conjunta acudir a los tribunales para exigir que desaparezcan las molestias acústicas.  

Contar con este apoyo del conjunto de la comunidad hará que todos los trámites se lleven a cabo de una forma mucho más fácil y organizada. Pero, incluso en aquellos casos en los que la comunidad se desvincule de la situación y no quiera entrar en acciones legales, es posible presentar una demanda por vía civil para solicitar el cese de los ruidos además de una indemnización por los daños causados. El asesoramiento en estas situaciones es clave para saber bien cómo enfrentar la situación.  

¿Se pueden exigir indemnizaciones a los responsables del ruido? 

Al presentar una demanda contra la persona o entidad responsable, se puede solicitar una compensación a los propietarios afectados o incluso a toda la comunidad, con motivo de los perjuicios generados por el ruido. Además, si se considera necesario, es posible obligar a que esa persona abandone el inmueble y no se le permita su uso.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que te informes tanto de la normativa vigente en tu municipio como de la legislación relativa al ruido. Si tienes dudas o no te queda claro si la situación que estás viviendo es constitutiva de un delito, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de profesionales atenderá tus consultas en materia legal, fiscal y técnica para que sepas cómo puedes solucionar el problema.  

Solicitar presupuesto