Ahorrar en las facturas comunitarias: autoconsumo

El autoconsumo eléctrico es una de las tendencias que están teniendo un incremento importante en los últimos tiempos. Y es que no solo permite ahorrar en la factura de la luz, sino que además, permite la reducción de emisiones de dióxido de carbono y contribuye a detener el cambio climático.

El desarrollo de nuevas tecnologías, unido a la imposición de teletrabajar debido a la pandemia actual, va a suponer que cada día pasemos más tiempo en nuestras casas realizando el mismo trabajo que podríamos hacer en una oficina. Todo esto supone un aumento en gasto de energía eléctrica que puede paliarse perfectamente empleando el autoconsumo eléctrico.

Cómo ahorrar en la factura de la luz en comunidades de vecinos

El 65 % de la población española habita en edificios de viviendas. Se estima que con el mero hecho de instalar placas solares en terrazas o cubiertas, el ahorro en luz puede ser de un 70 % del importe de las facturas eléctricas de una comunidad de vecinos. Esta es la razón por la que cada vez más se solicita un permiso de comunidad para placas solares.

Además, actualmente las compañías eléctricas están dando una gran cantidad de facilidades en instalaciones fotovoltaicas en edificios. Los costes de inversión de los equipos pueden ser financiados por las propias eléctricas a cambio de una cesión de la energía sobrante.

Modalidades de autoconsumo eléctrico

El resultado es que una comunidad de vecinos puede instalar su propia red de autoconsumo con una inversión inicial mínima para beneficiarse de un gran ahorro en sus futuras facturas eléctricas.

Siempre y cuando la instalación eléctrica de una comunidad de vecinos esté conectada a la red general, se puede optar por dos tipos de autoconsumo eléctrico:

Autoconsumo directo

De esta forma, una comunidad de vecinos consume la energía generada por sus propios equipos fotovoltaicos. Puede alimentarse de la red general en el caso de que sus equipos no generen en un momento determinado la energía necesaria para alimentar el consumo del edificio. Al mismo tiempo, los excedentes eléctricos que generan van a parar a la red general.

Este sistema, también llamado compensación de excedentes, compensa el coste de energía comprada con la sobrante vertida a la red. De esta forma, se puede ahorrar en la factura de la luz un 50 %.

Autoconsumo por acumulación

En este caso, el edificio consume la totalidad de la energía generada por sus placas solares en terrazas o cubiertas. La energía sobrante se almacena en baterías para ser utilizada en caso de necesidad. En el caso de que no se genere suficiente energía, puede tomarse de la red general. Este sistema permite ahorrar en luz un 80 %.

Documentación necesaria para solicitar un permiso de comunidad para placas solares

Lo normal, es que el trámite lo efectúe la empresa instaladora. Para realizar la legalización será necesaria la elección de la modalidad de autoconsumo, es decir, si es con excedentes o sin ellos.

Para solicitar la legalización será necesario seguir los siguientes pasos:

  • Análisis de viabilidad y estudio del proyecto.
  • Si la instalación es menor de 10 kW, será necesaria una memoria técnica que explique las instalaciones. En caso contrario, se requiere un proyecto de instalaciones.
  • Autorización municipal y licencia de obras.
  • Construcción de la instalación.
  • Boletín de la instalación y acta que refleja la puesta en servicio.
  • Solicitud de la conexión eléctrica a la compañía distribuidora.
  • Registro administrativo.

Elementos necesarios de una instalación fotovoltaica

Los componentes que deben tener este tipo de instalaciones son:

  • Placas solares: son las necesarias para transformar la energía solar en energía eléctrica. Pueden ser de tres tipos: policristalinos, monocristalinos y thin film. Las más recomendables por su calidad y rendimiento son los monocristalinos, aunque también son los más costosos.
  • Inversores solares: son los elementos encargados de convertir la corriente continua recibida por las placas solares en alterna para su consumo.
  • Baterías solares: encargadas de almacenar el excedente de energía. Pueden ser de varios tipos en función de su capacidad de almacenamiento.

Otras ventajas de instalar placas solares en terrazas y cubiertas

La instalación de paneles fotovoltaicos no solo permitirá ahorrar en la factura de la luz, sino que además llevará otra serie de ventajas como:

  • Producir un aumento en el valor del edificio.
  • El autoconsumo eléctrico tiene normalmente un precio constante, evitando pagar más a lo largo de los años por las subidas eléctricas existentes en un suministro convencional.
  • Una instalación solar tiene una rentabilidad anual media del 12 %.
  • Las instalaciones tienen una vida útil media de unos 25 a 30 años, disfrutando durante todo ese tiempo de un considerable aumento de electricidad.
  • Tienen un alto grado de sostenibilidad ambiental.

Un administrador de fincas como Inmho puede ofrecer todos los servicios necesarios de gestión para comunidades de propietarios, al mismo tiempo que ofrece soluciones integrales en su administración. El autoconsumo eléctrico es una de las mejores formas para disminuir los costes eléctricos de tu comunidad, al mismo tiempo que contribuye a la creación de una energía limpia y sostenible tan necesaria para nuestro ecosistema.

Solicitar presupuesto