Las principales preguntas sobre el alquiler de una vivienda o un local ante el Covid-19

Las principales preguntas sobre el alquiler de una vivienda o un local ante el Covid-19 están en mente de todos ante la actual coyuntura: ¿caerán los precios? ¿con cuánta gravedad afectará la pandemia al valor de mercado de los inmuebles? ¿Merece la pena plantearse la inversión inmobiliaria en esta situación de parálisis de la mayoría de sectores económicos? ¿Seguiremos alquilando inmuebles? ¿Afectará la pandemia y sus inmediatas consecuencias al número de viviendas y locales que puedan alquilarse en adelante?

Lo primero, por supuesto, es saber analizar la situación para saber hasta qué punto puede afectar a los precios, la actividad de alquiler, y por supuesto, al valor de mercado y al hecho de si merecerá la pena realizar inversiones inmobiliarias en un futuro inmediato.

Principales cuestiones sobre el alquiler inmobiliario ante el coronavirus

Diversos expertos (como Robert Gilhool, del instituto de investigación Aberdeen Standards Investments), hablan de que esta crisis nada tendrá que ver con la de 2008, sino que se podría remontar hacia una situación equiparable a la previa al coronavirus para el 2022. Uno de los fundamentos o bases que dan solidez a esta hipótesis es que, afortunadamente, los propietarios inmobiliarios no están ahora tan endeudados como lo estaban en la pasada crisis financiera. Ni volverán a estarlo, al menos en mucho tiempo. Así lo afirman varios analistas y periodistas del sector, como los de la prestigiosa publicación económica Expansión.

Tanto aquella situación como las lecciones derivadas de la gran crisis de 2008 no caerán en saco roto. Por lo pronto, el comportamiento de la banca será bien distinto. Ahora será mucho más fácil que proporcione la financiación necesaria para las obras de reforma de viviendas y locales que hayan de acometerse, ya que el sector financiero no se encuentra, ni mucho menos, en la situación de quiebra de hace doce años. La pregunta de si merece la pena invertir en el sector inmobiliario en estas circunstancias queda así más fácilmente respondida. Se puede ser más optimista que en la oscura situación de hace una década. Una vez salgamos de la cuarentena y la parálisis económica, la situación se irá recobrando, gradual pero firmemente y con seguridad, según se afirma en la célebre web inmobiliaria idealista.com.

Esto hará posible que la recuperación a medio plazo sea un hecho en cuanto el impacto sobre el empleo vaya desapareciendo y también la mala situación turística, que lógicamente conlleva secuelas en la inversión y alquiler inmobiliarios por parte de los extranjeros y turistas.

A la pregunta de si la pandemia afecta al número de inmuebles en alquiler: es evidente que, por el momento sí. Las búsquedas de vivienda en capitales de provincia en nuestro país han caído del 44% previo a un 38’8%, como sostiene Idealista.

Otro aspecto clave para que entendamos la situación que viene es que la cuarentena ya está mutando los gustos y necesidades del potencial inquilino. Se está fomentando cada vez más la cultura del teletrabajo, y con el confinamiento, muchos son conscientes de que no les gusta el lugar donde viven. Prefieren lugares más periféricos, incluso más rurales, donde permanecer mientras siguen trabajando a distancia sin el inconveniente del transporte, como así se afirma en Byzness, la sección económica de El Periódico.

Otro aspecto importante es que, con la caída coyuntural del turismo, muchas viviendas destinadas al uso turístico irán derivando seguramente hacia un uso menos rentable, pero también mucho más estable, con todo lo positivo que esto conlleva, según prevé Idealista.

La inversión inmobiliaria y el negocio del alquiler seguirán mereciendo la pena. Sólo hay que concederles algo de tiempo para que se recuperen de esta situación, cosa que, según todos los pronósticos parecen indicar, harán sin mucha dificultad. Lo mismo sucederá con la reactivación del arrendamiento de locales.

Hay que ser optimistas, y tenemos fundamento para serlo. Debemos seguir cuidando de nuestras propiedades inmobiliarias y cuidarlas adecuadamente. Nos hallamos en un momento en que la actividad profesional del administrador de fincas en Madrid, es más esencial que nunca, pues son los principales responsables del correcto mantenimiento y gestión de los inmuebles. Debemos mantener nuestras fincas en óptimas condiciones, y velando por las medidas de seguridad, para así salir airosos de esta situación dramática, sí, pero al fin y al cabo, pasajera.

Solicitar presupuesto