Las piscinas comunitarias en Madrid pueden ser un punto de divergencia en las comunidades de vecinos, por eso tienen que regirse por una normativa para garantizar, no solo la seguridad de todos los usuarios, sino también una convivencia en armonía y evitar posibles problemas que puedan darse. Todas las comunidades que disfruten de piscina en su finca deben cumplir estas normas por el bien de los vecinos y los trabajadores encargados del mantenimiento de la piscina. Vamos a ver sus principales puntos.

La comunidad de propietarios es la responsable del cumplimiento de las normas que rigen el uso y disfrute de las piscinas comunitarias y de la propia gestión de las mismas durante todo el año. Esta normativa debe existir en todas las piscinas comunitarias ya que son muchos los vecinos que la utilizan y es necesario cumplir unas normas de seguridad e higiene. En la comunidad de Madrid se aplica la normativa en comunidades con más de 30 viviendas que disponen de piscina comunitaria.

Estos son los requisitos que marca la normativa de la comunidad de Madrid para que una comunidad pueda disponer de piscina comunitaria:

Con el objetivo de garantizar la seguridad a los usuarios hay una serie de normas sobre las instalaciones y su entorno que es necesario cumplir:

Normativa de mantenimiento de piscinas

Para que la piscina funcione de manera correcta deben cumplirse una serie de normas de seguridad importantes. Son las siguientes:

Normativa de mantenimiento de las piscinas comunitarias

Normativa de piscinas para el usuario

En las piscinas comunitarios hay una serie de normas que debe cumplir el usuario. Estas son las más habituales:

Según cada comunidad de propietarios, hay otra serie de normas como el uso obligatorio del gorro de baño, el número máximo de invitados por vivienda o si los inquilinos pueden disfrutar de la piscina al igual que los propietarios, que los vecinos deben decidir y que permanecerán visibles para todos los usuarios.

También es recomendable (aunque no obligatorio), contratar un seguro de responsabilidad civil para proteger a la comunidad en caso de accidente o cualquier incidencia que pueda suceder en la piscina. Por ejemplo, hay comunidades con pocos vecinos que no están obligados a contratar a un socorrista, sin embargo, si sucediera algún accidente, la comunidad tendría parte de responsabilidad.

Como siempre, para resolver cualquier tipo consulta relacionado con las comunidades de vecinos, y más concretamente de piscinas comunitarias en Madrid, en inmho disponemos de los mejores profesionales y la experiencia necesaria para solucionar cualquier problema. Contacta con nosotros y descubre una nueva manera de gestionar una finca.