915 17 90 64
Presupuesto
Acceso

¡Fuego! ¿Sabes qué hacer si tu hogar se incendia?

Los administradores de inmho a menudo hemos tenido que gestionar situaciones complicadas y nada agradables como puede ser un incendio en comunidad de vecinos. En estos casos, más que nunca, se necesita la ayuda de un gestor de fincas con garantías que pueda ayudar de manera fiable a la comunidad con sus conocimientos y experiencia.

En diciembre de 2017 entró en vigor el RIPCI (Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios) que sustituye al de 1993 y que legisla las zonas comunes de una comunidad en caso de incendios, incluyendo los garajes por primera vez. Este reglamento establece las condiciones que debe tener un edificio en cuanto a instalaciones, diseño y mantenimiento de los equipos de protección contra incendios. Estas son las principales novedades que presentaba el último RIPCI:

  • Revisiones trimestrales de los equipos y sistemas antincendio con actas firmadas que se conservarán durante 5 años.
  • Garajes de más de 500 m2 pasarán inspecciones periódicas de sus equipos contra incendios con más de 10 años de antigüedad. Los plazos de inspección variarán entre el año, 2 o 3 años.
  • Se establece la vida útil de algunos equipos de extinción de incendios como los aspersores y detectores que será de 10 años.
  • Se instalará un alumbrado de emergencia y señalización apropiada para los equipos contra incendios de la finca. Esta tendrá una vida útil de 10 años y habrá que sustituirlos o realizar las pruebas pertinentes para su validación.
  • Aumentan las exigencias sobre las condiciones hidráulicas de las bocas de incendio de la finca.
  • Las nuevas medidas adoptadas en el nuevo reglamento tienen carácter retroactivo y habrá inspecciones específicas para las instalaciones contra incendios con una antigüedad de más de 10 años desde la puesta en servicio.

Extintores en comunidades de vecinos

El correcto estado de los extintores en las comunidades de vecinos es otro de los puntos importantes al que debe atender el presidente o el administrador de la comunidad, dado que es obligatorio cumplir con la normativa vigente y que cada vez resulta más exigente. El punto 4 de la normativa dice lo siguiente en relación a la colocación de los extintores en la finca:

“El emplazamiento de los extintores permitirá que sean fácilmente visibles y accesibles, estarán situados próximos a los puntos donde se estime mayor probabilidad de iniciarse el incendio, a ser posible, próximos a las salidas de evacuación y, preferentemente, sobre soportes fijados a paramentos verticales, de modo que la parte superior del extintor quede situada entre 80 cm. y 120 cm. sobre el suelo. Su distribución será tal que el recorrido máximo horizontal, desde cualquier punto del sector de incendio, que deba ser considerado origen de evacuación, hasta el extintor, no supere 15 m”.

Lo que hay que hacer cuando hay un incendio en casa

Afortunadamente los incendios se producen en contadas ocasiones, pero precisamente por eso la mayoría de la gente no sabe cómo actuar en caso de que se produzca. La principal idea que hay que tener en mente cuando se declara un incendio en la vivienda es salir cuanto antes y de forma segura.

Si se acumula mucho humo se pierde la visión y la orientación, por tanto es importante saber perfectamente dónde está la salida o, si hay más de una, poder elegir cuál es la más cercana al lugar donde la persona se encuentra.

Si una vez declarado el incendio puedes salir de la vivienda intenta cerrar todas las puertas que puedas y después huye por la escalera hasta llegar a la calle. Bajo ningún concepto cojas el ascensor. Una vez en la calle llama a los bomberos o a los efectivos de emergencia.

En caso de que no puedas salir de la vivienda incendiada hay que cerrar bien la puerta del lugar donde te encuentres y tratar de bloquear el paso del humo con sábanas, mantas o ropa que se tenga a mano. Llama a los bomberos o, si no puedes hacerlo, sal a la ventana o al balcón y pide ayuda.

Es posible que detectes humo en la escalera del edificio. Si es así no intentes huir por ella. Es mejor refugiarse en casa y llamar a los bomberos o pedir ayuda desde la ventana o el balcón.

Algunas medidas de seguridad a tener en cuenta en caso de incendio

Como hemos dicho, si no puedes huir de casa es muy importante que cierres la puerta y compruebes si hay llamas al otro lado. Para ello intenta ver si entra humo por debajo de la puerta o si el pomo de la puerta está muy caliente. En ese caso no abras la puerta y pide ayuda. Si no entra humo y la puerta no está caliente intenta abrir muy despacio y, si no hay fuego al otro lado, intenta llegar hasta la salida más próxima para huir.

Si es imposible huir de la vivienda y el humo es denso intenta permanecer agachado a ras del suelo para evitar inhalar el humo y gases tóxicos, ya que el humo siempre tiende a subir. También te ayudará a respirar mejor colocar un trapo mojado en la boca y la nariz. Intenta avanzar por el suelo bajo el humo hasta que encuentres una vía de escape. Una vez que hayas salido no vuelvas a la vivienda en ningún caso. Informa al personal de rescate si hay alguna mascota o alguien en el interior para que ellos entren a buscarlo.

Es importante no esconderse debajo de la cama ni dentro de los armarios, ya que son lugares muy complicados para el rescate cuando hay llamas y humo. Intenta permanecer en el lugar más visible posible.

Como vemos, los incendios en viviendas y comunidades pueden acarrear funestas consecuencias, por eso es tan importante disponer de la ayuda de un profesional que lleve a cabo todas las gestiones pertinentes en materia de extinción de incendios siempre cumpliendo la normativa legal vigente.

En inmho somos profesionales en la gestión de fincas y podemos ayudarte en este y otros aspectos importantes de una comunidad de vecinos. Contacta con nosotros y resuelve todas tus dudas.

2019-02-14T13:38:27+00:00 febrero, 2019|