915 17 90 64
Presupuesto
Acceso

Las funciones de los porteros de fincas urbanas

Porteros de fincas

Los porteros son viejos conocidos de los administradores de fincas en Madrid. Durante mucho tiempo han funcionado de comodines en cualquier comunidad de propietarios, desempeñando todo tipo de funciones por el bien de los vecinos. El portero es, en muchas comunidades, uno de los tres pilares sobre los que se apoya el funcionamiento de una finca, los otros dos son el administrador de fincas y el presidente.

A lo largo de la historia, el portero tenía la función de abrir y cerrar la puerta de la finca, limpiar la entrada y la escalera y vigilar la entrada y salida de personas de la finca. Además, cumplían con funciones de seguridad, de tal forma que a principios del siglo XX en Madrid y Barcelona se obligaba a disponer de un portero en las fincas para impedir delitos. Su servicio era de 24 horas, 365 días al año y vivían en el propio edificio.

Regularización del empleo de portero y conserje de fincas y comunidades de vecinos

Con el paso del tiempo se ha ido regularizando la situación de los porteros y conserjes y se han precisado sus funciones y obligaciones dentro de la finca. Además de las que ya sabemos, como el cuidado, conservación y limpieza de escaleras y zonas comunes, junto a la vigilancia de la finca, también tienen otras funciones muy importantes para la comunidad. Son estas:

  • Apertura y cierre del portal, junto al encendido y apagado del alumbrado de los elementos comunes.
  • Recoger la correspondencia y los avisos que lleguen por correo, siempre y cuando el propietario lo autorice.
  • Cumplimentar lo acordado por la Junta de Propietarios y cobrar, si procede, las cuotas de Comunidad.
  • Comunicar al presidente cualquier situación que pueda suponer molestia o perjuicio a los vecinos como posibles obras que se realicen en las viviendas, subarriendos, ocupaciones clandestinas, etc.
  • Ocuparse de encender y apagar la calefacción y su mantenimiento de los servicios de calefacción y agua caliente central, ascensores y todo tipo de instalaciones comunes. En caso de encontrar alguna avería deberá comunicarlo al presidente para arreglarlo lo antes posible.
  • Supervisar los cuartos de contadores y motores, así como las, bajantes y sumideros.
  • Sacar a la calle los cubos de basura comunitarios llenos y devolverlos vacíos.

En la actualidad, todavía los porteros y conserjes de fincas urbanas, son de gran ayuda en muchas comunidades porque disponen de las llaves de la finca, controlan las instalaciones, realizan pequeños trabajos de mantenimiento en las zonas comunes y solucionan muchos problemas a los vecinos. Algo que es muy apreciado por los propietarios y el gestor de comunidades.

En inmho disponemos del asesoramiento que necesitas en todo lo relacionado a la administración de fincas en tu comunidad de propietarios. Contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

Entradas relacionadas

2018-10-25T13:08:00+00:00 marzo, 2018|